Anfibios de importancia toxicologica en Sinaloa

Mediante la adquisición gradual de un conjunto de adaptaciones, tanto morfofuncionales como conductuales, los primeros anfibios pudieron pasar períodos más largos en un entorno terrestre. Las glándulas exocrinas multicelulares de la piel representan una de esas adaptaciones.
En Sinaloa se distribuyen tres especies de anfibios Trachycephalus "vermiculatus" (Hylidae), Incilius alvarius y Rhinella horribilis (Bufonidae) que secretan sustancias nocivas principalmente como defensa para depredadores. Se recomienda no tomar ningún anfibio de este tipo y lavarse las manos ya que puede presentar complicaciones en partes sencibles como el rostro. Si bien estas sustancias son nocivas si no se tienen las medidas adecuadas, pueden ser de utilidad en la salud humana pero aún no se conoce este aspecto.
Las glándulas mucosas producen un moco que participa en una variedad de funciones: respiración cutánea, reproducción, termorregulación y defensa (p. ej. T. ¨vermiculatus¨). En varias especies de anfibios, se pueden observar grupos de glándulas granulares en ciertas regiones del cuerpo. Consisten principalmente en una gran concentración de alvéolos granulares, que contienen la secreción venenosa. En sapos, las glándulas macroglándulas parotoides parecen dos ojos grandes; esto sugiere un papel en la intimidación de enemigos potenciales (p. ej. I. alvarius y R. horribilis).
Los anfibios también han desarrollado un conjunto de actividades de comportamiento defensivo en asociación con la secreción de veneno. En las salamandras se observarán rígidas posiciones corporales antidepredadores; estos actúan sinérgicamente con el veneno cutáneo. Como es el caso de los anuros, ciertas posturas permiten la exposición de un área más grande de concentraciones de glándulas granulares a un enemigo. Las macroglándulas parotoidea e inguinal parecerían jugar un papel importante en estas posturas defensivas.
Para saber más sobre la toxicidad en anfibios leer:
-Toledo, R. C., & Jared, C. (1995). Cutaneous granular glands and amphibian venoms. Comparative Biochemistry and Physiology Part A: Physiology, 111(1), 1–29.
Kowalski, K., Marciniak, P., Rosiński, G., & Rychlik, L. (2018). Toxic activity a

https://www.facebook.com/Anfibios-de-Sinaloa-1072634286271158

Posted by alexbasti alexbasti, July 14, 2021 19:20

Comments

No comments yet.

Add a Comment

Sign In or Sign Up to add comments